Mosquetón abierto

Kong Panic. Casi llegoooooooooo.

   ¡¡Buenas monkeys!!

   Hoy os traigo a examen la cinta express Kong Panic.

   Seguro que en alguna ocasión, escalando esas tapias de nuestra geografía, os habréis encontrado una chapa que parece que está puesta a mala leche por algún equipador renegado el día que le dejó su novia… Ese momento en el que estiras el brazo para tratar de chapar y compruebas acojonado que te faltan 15 cm para llegar a la chapa. Te empiezan a temblar las canillas, ya que el último seguro lo dejaste tan abajo que ni te acuerdas. Tu visión empieza a deformarse haciendo el famoso efecto túnel, mientras parece que la chapa salvadora se aleja más y más. Desesperado, vuelves a estirarte con todas tus fuerzas. Te crujen los discos intervertebrales y parece que hayas vuelto a tener 13 años y vayas a dar el estirón, pero te siguen faltando 10 cm. En ese momento, y mientras “la moto” se hace insoportable, tu cabeza te juega una mala pasada y te sugiere que quizás fuese más seguro desistir de chapar y saltar de manera controlada, que seguir tratando de chapar a la desesperada, y terminar cayéndote de malas maneras, y quizás haciéndote daño. Lo último que pasa por tu cabeza mientras caes unos interminables 2 segundos es lo que te comentó el chico de la tienda de escalada el día que fuiste a comprar los gatos de Chris Sharma: “Me han llegado las nuevas “cintas tramposas” de kong. Se llama Kong Panic, y para cuando no llegas a chapar, vienen muy bién, porque se te pasa el susto”. Pero en ese momento decidiste que eras muy machote para usar esos artefactos, y que si no llegabas a chapar, ya lo solucionarías de otra forma. Eso es para nenazas….

   Si ésto te ha pasado alguna vez, seguro que ya tienes alguna panic en tu equipo, jajaja. Y si no te ha pasado, te recomiendo que tengas en cuenta la express Kong Panic, para no pasarlo mal. Tampoco hace falta sufrir, monkeys, que al final este deporte es para disfrutar.

   El cacharrito en sí es muy sencillo: Una cinta más larga de lo normal (30 o 45 cm) con un tubito de aluminio dentro que hace que sea rígida y se pueda agarrar por la parte inferior sin que se doble. Trae también un mosquetón superior muy bién pensado, con gatillo de alambre, y que tiene una leva basculante, de tal forma, que podemos trabar el gatillo abierto, y cuando chapamos, y se apoya el mosquetón en la leva, libera el gatillo y el mosquetón se cierra automáticamente. Adicionalmente, y mientras el mosquetón tenga carga, la leva hace que el gatillo no se pueda abrir involuntariamente.

   Faltaría ponerle en la parte de abajo de la express un mosquetón curvo (no lo trae y podemos poner el que nos apetezca).

P1100498
Detalle abajo

   Con una express así, podremos ganar de 25 a 40 cm de longitud a la hora de chapar un seguro alejado. Muy útil, aporta seguridad y nos saca de situaciones feas.

Rigidez
Rigidez

   El conjunto Kong Panic de cinta rígida + mosquetón especial sale por unos 30 a 35 euros dependiendo del tamaño, y vale la pena, aunque podamos crear nuestra propia cinta tramposa con un anillo cosido de 30 cm y un trozo de manguera de riego para darle rigidez.

   Los pesos varían entre 115 gr la de 30 cm y 135 gr la de 45 cm.

   Os dejo un enlace a la web del fabricante: http://www.kong.it/en/2-products/items/f38-aid-climbing/p420-panic

   Un saludo de vuestro amigo: Mr. Monkey.  monkey_negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *