Lateral izquierdo

Smart Alpine Mammut: Una cesta supervitaminada.

   ¡Hola monkeys!

   ¿Conocéis el freno Mammut Smart Alpine? Hoy os hablaré un poco sobre él y las impresiones que me ha dado al usarlo. Vamos al lío….

Arriba
Arriba

   Antes de nada, aclarar que hay dos medidas para este freno, dependiendo del diámetro de cuerda que queramos usar. Uno en colores gris plata y rojo con medidas de cuerda desde 7,5 a 9,5 mm y un peso de 125 gramos. La otra medida es de color gris oscuro y rojo, con diámetros de cuerda desde 8,9 a 10,5 mm, y un peso de 135 gramos. Existe también una tercera versión de este aparato, con un solo canal, para usarlo únicamente con cuerda simple.

Diámetros de cuerda admitidos
Diámetros de cuerda admitidos

      Analizamos el de medida 8,9 a 10,5 mm (gris oscuro y rojo).

   Es un freno tipo cesta, capaz de trabajar con cuerda simple o doble.

 Al asegurar a un primero, tiene una función de freno semiautomática, donde hace falta muy poca retención por parte del asegurador en la cuerda que va hacia su mano, para que el aparato funcione correctamente. Es similar a la detención que haría un grigri, pero además, lo hace de forma dinámica, lo que es imprescindible en vías de autoprotección (friends, empotradores, etc) o en hielo. Al dinamizar la caída, consigue que tanto el escalador, como el anclaje y la cuerda sufran un impacto menor. Todo esto lo consigue con un cuerpo rígido, ligero y sin mecanismos, lo que hace a este freno duradero y fiable. La única pega es quizás que requiere de práctica para habituarnos a su manejo. Esto es un problema en la Era del grigri, donde muchos aseguradores no conocen otra cosa que el famoso freno francés de Petzl. Peor aún, muchos aseguradores ni siquiera usan el grigri correctamente. ¿No os ha pasado que pateando esas tapias ibéricas habéis visto suprescaladores asegurando con el grigri completamente suelto, o dando cuerda con una mano mientras desbloquean el grigri con la otra? ¿O despistados mirando el whatsapp mientras aseguran? Sí, ¿verdad? ¡¡¡No hagáis esas cosas, monkeys, jajaja!!!

   Volviendo al Smart Alpine, puede asegurar también a uno o dos segundos, colgando el freno directamente de la reunión y bloquear de forma “automática” (aún así no debemos soltar nunca la cuerda que va hacia la mano). Para asegurar a un segundo o segundo + tercer escalador/es, el mosquetón por el que corren las cuerdas, hay que situarlo fuera de la ranura del freno, como muestra la foto correspondiente. En caso de tener que descender al segundo o segundo + tercer escalador, hay que desbloquear el freno, y para ello, el Smart Alpine tiene en la punta del mango un orificio para pasar un cordino y poder tirar de él. De este modo desbloqueamos la tensión que ejerce el peso de los escaladores y podemos descenderlos.

   Descender al primero de cordada, es una maniobra sencilla gracias a la prolongación en forma de gatillo, donde metemos el dedo pulgar para tirar del freno hacia arriba y desbloquear el aparato, reduciendo así la tensión de la cuerda. Es muy sencillo y se tiene un control muy preciso de la velocidad de descenso. Es una maniobra idéntica a como se usa para rappelar. En caso de dejar de tirar del freno, éste vuelve a su posición de bloqueo, parando el descenso del escalador.

Descender al escalador

   Cuando usemos el Smart Alpine para rappelar, debemos añadir por seguridad un cordino con un nudo de autobloqueo (machard, prusik, etc), pese a que el aparato en teoría es autoseguro. Todo en este mundo es susceptible de fallar, así que monkeys: ¡no os fiéis! y tomad precauciones con el rappel, que hay demasiados accidentes con esta maniobra tan básica.

Rappel

   Es de agradecer lo ligero que es. Sólo 135 gramos. En rutas alpinas, donde cada gramo importa, tener un freno con el que asegurar al primero de forma semiautomática, poder asegurar a uno o dos segundos a la vez, y poder rappelar “casi auto-asegurada”, y que encima pese poco, es un lujo. Con un solo aparato nos podemos apañar para hacerlo todo.

Rappel cuerda doble
Rappel cuerda doble

   En conclusión, es un gran freno, ligero, polivalente y relativamente barato (unos 39 a 45 €), si se compara con otros sistemas de retención semiautomáticos tipo Petzl Grigri, Trango Cinch o Camp Matik.

   Sólo conozco otro freno similar con autobloqueo y cuerda doble que es el Alpine Up de la marca Climbing Technology, del que os hablaré en otra ocasión.

   Os dejo el enlace a la web del fabricante: http://www.mammut.ch/GB/en_GB/B2C-Category/Equipment/Climbing-Equipment/Belay-Devices/Smart-Alpine-8-7—10-5/p/2210-01010-0044-1

   Y un vídeo donde nos muestran su manejo: Vídeo sobre el manejo

   Hasta pronto. ¡Un saludo de Mr. Monkey! monkey_negro

  • Fotos sobre el manejo extraidas del vídeo explicativo de mammut aludido arriba.

2 pensamientos sobre “Smart Alpine Mammut: Una cesta supervitaminada.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *